You’re viewing a version of this story optimized for slow connections. To see the full story click here.

La experiencia BorderLinks

Buscando comprensión del debate sobre la inmigración

Story by SUNY Oneonta April 28th, 2016

see this STORY IN ENGLISH HERE

La inmigración: Buscando la estabilidad

Los desastres naturales, las guerras civiles y los problemas políticos en varios países, son las causas por las que millones de personas cada año, tienen que abandonar su casa . Un número incontable de familias buscan refugio en otros países, donde esperan encontrar un nuevo comienzo. Más de 11 millones de individuos indocumentados han venido a los Estados Unidos para construir una nueva vida. ¿Quiénes son y cuáles son sus razones para desplazarse? En marzo de 2016, los estudiantes de SUNY Oneonta viajeron a la frontera de los Estados Unidos y México, para conocer a algunas de estas personas y aprender sobre sus historias.

EL INTERÉS PERSONAL, ASSUNTO NACIONAL

Conozca a Cindy Lopez-Paz, una estudiante de los estudios Estudios internacionales & Comunicación de Appleton, Nueva York. Cindy, como muchos adultos jóvenes de los Estados Unidos, es originaria de una familia mexicana migrante. También, conoce a muchas personas que han cruzado la frontera ilegalmente y que viven aquí como indocumentados.

?Que es Borderlinks?

BorderLinks es una organización sin fines de lucro que se encuentra en Tucson, Arizona, y busca crear conciencia cultural y humana acerca de la migración de las masas. Los seis estudiantes americanos y cuatro estudiantes internacionales de SUNY Oneonta, que participaron en el programa BorderLinks, lo hicieron en parte porque cada uno tenía una conexión personal con el tema de inmigración.

Kayonga “Denis” Muganza ~ Kigali, Rwanda ~ Industria de la Música & Economía de Negocios
Samantha Senak ~ Goshen, NY ~ Español & Teatro
Maegan Crawford ~ Stormville, NY ~ Educación preescolar & Español
Donglei Li ~ Beijing, China ~ Estudios internacionales
Cindy Lopez-Paz ~ Appleton, NY ~ Estudios internacionales & Comunicación
Mary Bilecki ~ Rondonkoma, NY ~ Desarrollo internacional & Antropología
Daisy Paz  ~ Westtown, NY ~ Justicia criminal & sociología & Estudios latinos
Alejandra Escudero ~ Albany, NY ~ Profesora - Español
Kayla Barnes ~ Sauquoit, NY  ~ Educación preescolar & Español
Ruiru Wang ~ Lianyungang, China ~Diseño de Modas & Textiles
Sakura Abe ~ Fukuoka, Japan ~ Comunicación
Scott Lehmann ~ Oneonta, NY ~ Consejero estudiantil en La oficina de educación internacional

Estancia en la frontera

En el transcurso de cinco días, los estudiantes recorrieron varias comunidades a lo largo de la frontera de Arizona- México aprendiendo sobre los problemas que enfrentan los migrantes allí. La Profesora Alejandra Escudero, quien es originaria de Venezuela, siente que una experiencia de inmersión es la mejor manera de entender una cultura. “Siendo un año electoral, pensé que esto era muy importante, sobre todo por la presencia del tema en los medios de comunicación… Creo que es crucial para los estudiantes el vivir esta experiencia de primera mano“, dijo.

Para obtener más información sobre los lugares que los estudiantes visitaron, haga click en los pins sobre el mapa.

subtítulos en español

Haga clic en el botón “CC “ en el vídeo de YouTube para subtítulos en español

Un camino mortal por una vida mejor

Una de las experiencias más poderosas fue la caminata en el desierto. Los estudiantes caminaron durante dos horas a través del desierto de Arizona en el calor de 90 grados Fahrenheit, siguiendo senderos utilizados regularmente por los inmigrantes que luchan contra el sol implacable y evadir la captura por los oficiales americanos en la frontera.

“Como futura educadora yo siento que tengo que aprender acerca de situaciones como ésta, porque probablemente tenga estudiantes con historias similares, en mi salón de clases. Yo no soy un inmigrante, por lo tanto no sé nada acerca de ello. Obtener una tarjeta verde, conseguir una visa, o viajar ilegalmente a través del desierto y sin ninguna otra alternativa. Pensé que sería muy interesante para mí el aprender y experimentar estas cosas en persona, para que pudiera compartir mi experiencia en el salón de clases con mis futuros estudiantes.” ~Meagan Crawford
Un miembro del personal de BorderLinks muestra materiales abandonados por inmigrantes cruzando el desierto
Los estudiantes caminaron por dos horas en el desierto de Arizona, en los mismos caminos utilizados por inmigrantes diariamente
Organizaciones humanitarias colocan contenedores de agua a lo largo del camino para ayudar a los viajeros
Daisy Paz observa un lugar en el que dos inmigrantes perecieron en el desierto
Los estudiantes caminaron dos horas en una temperatura de 85º F, a lo largo de los senderos utilizados por los migrantes
Los estudiantes discuten los riesgos que enfrentan los migrantes al cruzar el desierto de Arizona
Ayer estaba hablando por teléfono con mi mamá y ella me dijo: “Aunque se escuche mal, es una realidad que todo el mundo está tratando de cruzar la frontera. Sólo que con una historia diferente.” ~Cindy Lopez-Paz

Nogales

El límite entre Estados Unidos y México tiene un largo de 1,989 millas. Las barreras naturales y las brechas hechas por el hombre separan los dos países. Uno de los más extensos cruces fronterizos está localizado en Nogales, Arizona. Una ciudad con más de 20 mil personas que está separada de la ciudad de Nogales, México. Cultural e históricamente, Nogales parece ser una comunidad, pero desde que está la cerca de acero con varios metros de altura, se dividió en dos.

Los estudiantes llegan a Nogales, Arizona, para tener una mirada de cerca al muro fronterizo
El muro de la frontera que separa Nogales, Arizona, (izquierda) y Nogales, Sonora (México) (derecha)
Denis Muganza y Donglei Li observan el muro fronterizo
EE.UU. Border Patrol torre de vigilancia (de un lado México)
Los estudiantes tuvieron un almuerzo con una familia en Nogales, Sonora
1404953_1010837518953260_9000858064676203462_o.jpg
En 2012, José Antonio Elena Rodríguez de 16 años de edad, fue asesinado por un agente de la Patrulla Fronteriza en la calle Internacional en
“No se puede solamente levantar un muro. No se puede simplemente cerrar y militarizar la frontera. Hay tantas raíces aquí, no sólo por las familias han estado aquí por décadas, los nativos americanos asentados e indígenas, han vivido en lo que se llama territorio americano por siglos y eso no puede suprimirse con un muro”. ~Mary Bilecki

El centro de Inmigración y control de Aduanas de EE.UU

El centro de Inmigración y control de Aduanas de EE.UU. agencia opera centros de detención que detienen y procesan los inmigrantes ilegales de deportación. A través de la organización sin ánimo de lucro Mariposas Sin Fronteras, estudiantes se reunieron con los migrantes en el centro de detención que fueron perseguidos por su orientación sexual en sus países de origen.

Muchos puntos de vista

A través de Border Links y del uno al otro, los estudiantes tuvieron una apreciación más profunda de la compleja situación que rodea la inmigración, tanto en los Estados Unidos como a nivel mundial. “Todo el mundo tiene un ángulo diferente para ver estas cosas, suponiendo si vienes de una pequeña ciudad de Nueva York o tus padres llegaron de otro país. Todo el mundo ha aprendido mucho de todos, casi tanto como de la experiencia misma. “, Dijo Megan Crawford. “Si todo el mundo viniera con los mismos antecedentes, la experiencia no habría sido tan interesante, ya que tal vez no tendríamos nada nuevo que decir.”

“Mis padres siempre me han contado historias sobre cómo ellos cruzaron, pero viviéndolo, me da una nueva perspectiva de lo que pasa, esto me alienta sobre qué es lo que quiero hacer en el futuro cuando me gradúe.” ~Cindy Lopez-Paz
12829051_1010835245620154_3039908637284646537_o.jpg

Vea la experiencia de nuestros estudiantes en Borderlinks a través de medios de comunicación social.

BorderLinks Storify: Los estudiantes compartieron sus experiencias durante su viaje a través de medios de comunicación social.

Footnote: Notas al pie Producido por Jared Stanley. Video por Donglei Li. Fotografía por Kayla Barnes. Traducción de texto Viridiana Choy & Olivia Popovitch